Título de Bioquímicos Especialistas en Bancos de Sangre e Inmunohematología

De idéntica forma que para la habilitación profesional, cada provincia otorga la “autorización para anunciarse como especialista”, lo que se conoce como “certificado” de especialista.

No se trata de una exigencia para el ejercicio de la especialidad, ya que en Argentina el título de grado es habilitante, pero sí es un requerimiento para integrar listas de prestadores y percibir aranceles diferenciados.

La certificación tiene dos significados diferentes: uno es el que ya se ha enunciado y el otro es la designación que distintas sociedades profesionales dan al aval que extienden a sus colegas como idóneos en el ejercicio de la respectiva especialidad, que no tiene valor legal en sí misma pero es un reconocimiento y galardón para el profesional.

El Ministerio de Salud de la Nación reconoce especialidades para la Medicina (Res. MSAL 908/12), Odontología (Res. MSAL 956/10), Enfermería (Res. MSAL 199/11), Especialidades Multiprofesionales (Res. MSAL 1337/10), y recientemente se ha aprobado el listado de Especialidades Farmacéuticas (Res. MSAL 1186/2013), y Especialidades Bioquímicas (Res. MSAL 1341/2013).

Los requisitos para la certificación de la especialidad se especifican en las legislaciones provinciales.

La Ley Nacional 23.873 establece las condiciones para el acceso a la especialidad en el ámbito de la CABA, junto con los Decretos PEN 10/2003 y 587/2004.

¿Cuál es el mecanismo para el reconocimiento de especialidades?

La Resolución MSAL N° 1105 crea la Comisión Asesora del Ejercicio de las Profesiones de Grado en Salud y les asigna las funciones de:

  • Establecer en forma armónica en todas las jurisdicciones del país las profesiones de grado universitario y las especialidades de las mismas, que deben integrar el equipo de salud.
  • Armonizar a nivel federal los criterios y reglamentaciones de reconocimiento de una profesión o de especialidades para el ejercicio profesional por la autoridad competente y según la reglamentación vigente en cada jurisdicción.
  • Homogeneizar los mecanismos y modalidades de validación periódica de las especialidades reglamentadas por la autoridad competente con el fin de eliminar asimetrías y establecer mecanismos de mutuo reconocimiento interjurisdiccionales.

El mecanismo para el reconocimiento de las nuevas especialidades supone un trabajo por consenso en tres instancias:

  • En la primera, la Comisión Nacional Asesora, conformada por entidades científicas, profesionales, gremiales y deontológicas, estudian y elevan una propuesta para la incorporación de una nueva especialidad.
  • Luego, los responsables jurisdiccionales del ejercicio profesional realizan un análisis técnico y elevan la propuesta al Consejo Federal de Salud (COFESA).
  • Finalmente el Consejo Federal de Salud analiza la propuesta y, si la acepta, establece acuerdos para su implementación.

Se entiende por especialidad a una rama de una ciencia o actividad cuyo objeto es una parte limitada de la misma, sobre la cual, quien la cultiva posee conocimientos y habilidades muy precisas. Las especialidades se fundamentan en áreas del conocimiento y resolución de problemas, y no en uso de métodos y/o aparatos.

La certificación es el resultado de un acto por el cual una entidad competente, aplicando criterios preestablecidos asegura a través de un proceso de evaluación transparente, que un profesional de la salud debidamente matriculado, posee conocimientos, hábitos, habilidades, destrezas y actitudes propias de una especialidad o actividad reconocida, además de adecuadas condiciones éticas y morales.

MATRICULACION DE ESPECIALISTAS EN BIOQUIMICA

Para anunciarse como tal, se requiere obligatoriamente, por parte del profesional, su inscripción en un Registro Oficial, que habilita al profesional a ejercer en el marco de la normativa vigente.

En cuanto al Registro Oficial debemos tener en cuenta las normativas vigentes en relación a los profesionales Bioquímicos:

El Ministerio de Salud de la Nación reconoce un listado de Especialidades Farmacéuticas (Res. MSAL 1186/2013), y Especialidades Bioquímicas (Res. MSAL 1341/2013).

Por dicha Resolución el MINISTERIO DE SALUD de la Nación determina y valida ocho especialidades bioquímicas, una de ellas, la de Bioquímica Clínica con 16 áreas, siendo una de ellas la de Inmunohematología y Banco de Sangre.

Como ejemplo podemos nombra a la situación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde por el Decreto-Ley 7.595/1963, ratificado por Ley 16.478, se crea en la jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el COLEGIO OFICIAL DE FARMACEUTICOS Y BIOQUIMICOS DE LA CAPITAL FEDERAL, institución que tiene a su cargo el contralor profesional y el gobierno de la matrícula de los Bioquímicos.

La Resolución 1341/13 establece que la certificación de las especialidades bioquímicas en la jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires será un proceso voluntario llevado a cabo por el COLEGIO OFICIAL DE FARMACEUTICOS Y BIOQUIMICOS DE LA CAPITAL FEDERAL el que registrará las certificaciones de especialidad otorgadas según las instrucciones que le imparta la DIRECCION NACIONAL DE REGISTRO, FISCALIZACION Y SANIDAD DE FRONTERAS.

De idéntica forma que la habilitación profesional, cada provincia otorga la “autorización para anunciarse como especialista”, lo que se conoce como “certificado” de especialista.

El Registro estará a cargo del Colegio de Bioquímicos de Ley de la Jurisdicción a la que pertenece el profesional bioquímico. En caso de no existir esta entidad, dicho Registro estará a cargo de la Autoridad Sanitaria jurisdiccional competente ya que no todas las provincias tienen elaborado el procedimiento de certificación de especialidades.

De lo anteriormente descrito queda claro que la AAHI dicta un curso de formación para los bioquímicos que se desempeñen en Bancos de Sangre y Servicios de Hemoterapia, con el que solo puede extender un Certificado de Especialista, que podrá ser o no reconocido por las entidades certificantes con alcance legal.

Por lo tanto, el Título de Especialista de los profesionales bioquímicos deberá ser tramitado por los interesados en el Colegio Bioquímico o autoridad jurisdiccional donde el profesional se desempeñe, cumpliendo con los procedimientos que cada entidad establezca para cumplir con las normativas ministeriales.

 

Dr. Omar Trabadelo
Secretario de Asuntos Profesionales